Espacio Tu Deja Que Suceda

Técnicas Alternativas para el Autoconocimiento y el Crecimiento del Alma

Masaje Descontracturante

images (48) images (47)

Es un masaje para tratar y prevenir malestar, contracturas o dolencias.

Masaje más profundo e intenso, centrándose en la ubicación de las contracturas, eliminándolas y recuperando la estructura muscular normal.

Tienes contracturas?… Molestias en espalda?.. Pues anímate a probar este Masaje, te sera muy beneficioso.

Que es el Masaje descontracturante y para que Sirve ?

El masaje descontracturante consiste en eliminar las contracturas que provocamos al realizar nuestra actividad con estrés o crispación, sea cual se la causa de la contractura hay que eliminarla porque crea una descompensación estructural, porque dicho musculo donde se ubica la contractura deja de funcionar correctamente y los demás músculos tienes que sustituir su función, pero al tener que realizar un esfuerzo extra también los demás progresivamente se van sobrecargando, creando dolores y reflejos que no se sabian bien de donde vienen pero reducen el rendimiento de la persona.

Cómo y por qué se forman las contracturas – Acciones del masaje descontracturante
1images

La mayoría de las personas que deciden tomar un masaje descontracturante, lo hacen cuando experimentan algún tipo de dolor o malestar tales como tensiones musculares, rigidez en los movimientos, extremidades con pérdida de sensibilidad, jaquecas o mareos.

El masaje descontracturante es una terapia muy efectiva pero gradual, y si bien se notan mejorías luego de la primera sesión, toma varias sesiones poder llegar al núcleo del problema alojado en el cuerpo del paciente.

Hoy intentaremos comprender cómo se forman las contracturas musculares, y por qué no debemos esperar a las circunstancias extremas para asistir a una sesión de masaje descontracturante.

Cómo se forman las contracturas musculares?

Nuestro cuerpo utiliza oxígeno para funcionar, sosteniendo no sólo las funciones corporales que lo mantienen con vida, sino también la capacidad de utilizar la musculatura, realizando esfuerzos y movimiento durante un tiempo más o menos prolongado.

Durante la respiración, el oxígeno contenido en el aire para a la sangre, la cual alimenta la función de los músculos utilizados. Cuando la respiración es superficial o el esfuerzo es excesivo, los músculos no reciben la dosis de oxígeno que necesitan para realizar el esfuerzo, y comienzan a funcionar en estado anaeróbico, es decir, sin utilizar oxígeno.

En esta instancia, el cuerpo libera una sustancia llamada ácido láctico que mantiene a los músculos funcionando aún sin recibir la cantidad adecuada de oxígeno. Cuando el esfuerzo concluye, las cantidades de ácido láctico que aún se hallan en el tejido muscular sin utilizar, permanecen en la zona causando las famosas durezas o contracturas en el tejido.

Otra posibilidad es cuando realizamos una fuerza brusca más allá de nuestras posibilidades, lo que genera un impacto traumático sobre la musculatura, que luego queda en estado de tensión permanente, sin poder ser elongada o movilizada.

Causas típicas de contracturas

Las contracturas ocurren generalmente cuando realizamos mayor fuerza de la que nuestros músculos son capaces, sostenemos posturas forzosas durante tiempos prolongados o utilizamos los músculos inadecuadamente. También pueden producirse por tensión mental o estrés, ya que la persona no permite que el cuerpo permanezca en un estado relajado, o por desborde emocional, en la cual el impacto traumático mental queda reflejado en alguna parte del cuerpo.

En la sociedad occidental, las causas más usuales de contracturas son el trabajo de escritorio y la incapacidad para respirar profundamente debido a las tensiones mentales y emocionales (con la consecuentemente pobre oxigenación de músculos y órganos corporales).

Otras causas muy usuales son la utilización incorrecta de los músculos del cuerpo, utilizando músculos chicos para realizar el esfuerzo que deberían realizar los músculos grandes (ej: levantar grandes pesos utilizando la fuerza de brazos y espalda en lugar de las piernas), y la mala postura de la columna vertebral (compensando la inclinación de la columna con el esfuerzo sostenido de los músculos de la espalda).

La profundidad de las contracturas

Lamentablemente, el dolor experimentado no suele ser consecuencia de una sola instancia, sino que este tipo de situaciones causantes de contracturas se repiten una y otra vez a lo largo de la rutina diaria, lo que ocasiona que capa tras capa de ácido láctico se aloje en el tejido, causando una contractura de gran profundidad.

Al momento de realizar el masaje descontracturante, se comienza por las capas más superficiales, trabajando cada vez más profundamente al avanzar las sesiones. Por lo cual, si bien se sienten mejorías luego del primer masaje, es necesario un tratamiento de varias sesiones para llegar al punto original del problema, y esto si la persona cambia drásticamente su conducta, dejando de realizar el sobre-esfuerzo que causó la contractura en primer lugar.

La acción del masaje descontracturante

images-3

El masaje descontracturante utiliza variadas instancias para aliviar los acumulamientos de ácido láctico en la musculatura. Primeramente, se comienza con el aumento de la circulación sanguínea, irrigando las zonas afectadas para llevar oxígeno adonde el cuerpo lo necesita. Este efecto se complementa con la movilización de los tejidos, lo cual ayuda en la oxigenación y moviliza la musculatura que de otro modo se hallaba estática o endurecida.

Otro efecto que debería suceder relativamente pronto en la sesión es la relajación de la tensión mental que previene que la musculatura se relaje. Al relajar la mente, se sueltan las tensiones corporales al tiempo que se profundiza la respiración, inundando todavía más el sistema del preciado oxígeno.

Finalmente, una etapa necesaria del masaje descontracturante deben ser las maniobras fuertes que rompen las capas de ácido láctico alojadas en el tejido. Esto puede causar un poco de incomodidad dependiendo de la gravedad de las contracturas encontradas, pero se alivia posteriormente con un masaje sedativo sobre las zonas trabajadas.

Los resultados del masaje

Cuando la persona se va aliviada de la consulta, queda en su haber mantener el estado de bienestar adquirido durante la sesión o no. Los beneficios pueden durar tanto como la capacidad de la persona de evitar nuevos estados de estrés o sobre-esfuerzo físico. Esto es enteramente responsabilidad del paciente y no se puede culpar al terapeuta si la contractura reaparece.

A veces hay personas que llevan cargas de responsabilidad muy grandes o están experimentando circunstancias de vida muy estresantes, en cuyo caso puede recurrirse al masaje descontracturante como herramienta para mejorar el estado de salud durante todo el tiempo necesario.

Otras personas asisten a algunas sesiones por dolores puntuales y luego concluyen el tratamiento, o continúan con las sesiones de masaje sólo de manera recreacional y para mantener el equilibrio en su estado de salud. En esta instancia, el masaje descontracturante puede utilizarse tanto como herramienta para la salud como una manera de regalarse con un momento placentero para la satisfacción personal, el buen humor y el bienestar mental y emocional.

BENEFICIOS:

  • Relaja los músculos y elimina contracturas.
  • Mejora circulación y elimina toxinas.
  • Libera emociones y mejora el ánimo.
  • Mejora la autoestíma.
  • Libera tensión superficial de la piel.
  • El estrés y las tensiones se aplacan.
  • Disminuye el cansancio físico y mental.
  • Ayuda a estimular, alimentar y reforzar los músculos.
  • Favorece la Circulación de la Sangre.
  • Calma el Sistema Nervioso.
  • Ayuda a liberar las endorfinas, produce bienestar.
  • Ayuda a disminuir los depositos de grasa.
  • Favorece la concentración.
  • Ayuda a mantener la flexibilidad a los músculos.

Duración: 60 min. : 25€


Puedes ponerte en contacto conmigo para concertar una cita, duda o información a través del formulario, e-mail, Facebook, Whatsapp o llamada.

María del Carmen Carrón  (Menchu)

Teléfono: 633 532 863

Email: tudejaquesuceda@gmail.com

Facebook: Espacio Tu Deja Que Suceda

  • Facilita: María del Carmen Carrón / Facilitadora en Las Nuevas Constelaciones Familiares Cuánticas, Terapeuta Holística y Coach Sistémica,  Maestra Reiki (Nº Federada 3243), Quiromasajista y Reflexóloga Podal, Aromaterapeuta