Espacio Tu Deja Que Suceda

Técnicas Alternativas para el Autoconocimiento y el Crecimiento del Alma

BLOG

SI CREES…

images-7

images-40

Si crees sólo en lo que se ve, te estás limitando a lo que sólo eres mucho más allá de eso, dentro de ti, hay un Mundo, hay una Sabiduría Universal, un sinfín de Talentos dormidos y un Poder de Amor infinito, que pueden ser Despertados, para ponerlos al Servicio de la Vida, a tu Servicio y al de los demás, PARA IR A MÁS VIDA !!

Todo es energía, estamos rodeados de energía, todo confluye con la energía. Esto fluye a través de ti y los alrededores de tus cuerpos, negarlo, es como negar que el amor existe.

Tú eres más grande de lo crees ser, eres más grande de lo que se te enseña a Ser…. ERES MÁS DE TODO AQUELLO QUE CREES…QUE VES.. QUE PIENSAS… MUCHÍSIMO MÁS

Ven y descubre lo grande que puedes llegar a seR… abrete a la Vida, al campo de las posibilidades, ABRETE AL SENTIR…

images-31

Un abrazo de luz.

Bendiciones


Un mundo de fantasía

En el mundo de los niños la fantasía y la realidad son una sola. No hay nada imposible, solo con tu imaginación podías  hacer que cualquier cosa sucediera en un instante.

¿Recuerdas como simplemente decidías jugar a algo, por ejemplo al superhéroe y en ese momento ya eras un ser extraordinario con poderes especiales salvando personas?

O tal vez jugabas a ser un adulto con hijos y que salía a trabajar o a estudiar en la universidad. Esta misma fantasía hace que el niño crea que cualquier cosa es posible. Cuando veías a tus padres en situaciones difíciles, enfermos, tristes o con dificultades tu sensación interior era la de querer resolverles los problemas con la facilidad y la prontitud del juego. O tal vez le pedías a Dios con todas tus fuerzas que los salvara haciendo una promesa o un sacrificio a cambio.

En tu universo de fantasía de niño el amor lo puede todo. Tal vez sigues cumpliendo esta promesa o haciendo dicho sacrificio. También es posible que haya asuntos o situaciones de tu vida actual en las que sigues pensando que si amas lo suficiente todo se solucionará. Esta es la mentalidad infantil que nunca maduró.

Hay asuntos de la vida que son más grandes que tú y todo el amor que puedas tener por tus seres queridos. Aprendí de Deepak Chopra que la lección más dolorosa de la adultez es cuando reconoces que por más que ames a otro ser humano no puedes hacer nada por él. Piensa de qué manera has estado pensando o esperando que algo salga bien por el simple hecho de que tu amor por otra persona es inmenso. Tal vez te sucede en relación a tus padres, o tu pareja o tus hijos. Como si una barrera protectora los cubriera solo en virtud del amor que les tienes y les expresas.  La fantasía tiene como característica que ignora la realidad con sus límites y sus obstáculos.

Bert Hellinger enseña que sin obstáculos no hay crecimiento ni madurez. Es posible que aún estés usando tu mente para resolver asuntos desde la fantasía y el pensamiento infantil que desconoce la vida como es y se mantiene soñando en la vida que debería ser. Hay una gran diferencia entre sueño o deseo y fantasía: cuando sueñas, imaginas aquello que deseas ser, hacer o tener con tanta fuerza y tanta intensidad que se convierten en una intención. La intención va de la mano con la realidad, puede ser algo que rete tus creencias como por ejemplo ganar mucho dinero o hacer un viaje alrededor del mundo, y sin embargo está dentro del ámbito de lo posible.  La fantasía se sale de este ámbito, por ejemplo cuando fantaseas con medir 10 centímetros más, o con haber nacido en otro país o haber tenido unos padres diferentes o haber vivido en otra época. La fantasía también incluye salvar a un ser querido de la muerte o pretender cambiar su vida por una más amable y con menos sufrimiento.


Qué sabes de tu Abuela Materna?

imagen-abuela-y-su-nieto-querido

Esta señora es muy importante para ti.

¿Porqué?

Porque es clave a la hora del traspaso de información genética y de programas. Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mama, el feto ya tiene los ovocitos formados.

Y de estos ovocitos, van a salir los dos millones de óvulos que tendrá tu mamá durante su vida. Uno de estos óvulos, lleva tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.

¿A qué información te refieres?

A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía protegida por su marido, Cuales eran sus amores, sus conflictos de identidad, etc.

Saber que necesidades biológicas no tenía cubiertas la abuela.

Todo esto y mucho más es información que se queda improntada en cada célula del feto. Por lo tanto llevas información de la abuela cuando estaba embarazada de tu mamá.

¿Has oído hablar alguna vez que la genética a veces se salta una generación? Pues es justamente esto.

El óvulo del que sales lleva la información de la abuela materna.

¿Porqué de la abuela y no del abuelo?

Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo a parte de la información genética, lleva la información mitocondrial, que está en la membrana celular.

Mientras que en el abuelo, la información mitocondrial está en la cola del espermatozoide, y como sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera.

En la mitocondria es donde está guardada la información a niveles de programas que se heredan. Información biológica.

Para mí fue enorme descubrimiento. Al tomar consciencia de la vida de ellas, muchos de mis miedos eran los miedos de ellas. Y comprendí su vida, las honré, y mágicamente pude sentirme libre de muchas cosas que me estaban impidiendo avanzar, era como una energía estancada que no fluía.

Y tú, ¿qué sabes de tu abuela materna?

María del Carmen


Los padres que tengo

images

Los padres son aquellos que te dieron la vida.  Los que aportaron el óvulo y el espermatozoide.  Aquel hombre y mujer que un día se unieron e hicieron el amor, o tuvieron relaciones sexuales (como prefieras) y de esa unión quedaron embarazados. ¿Que si lo planearon o no? ¿Eras deseado? ¿Pensaron en abortarte? Como sea, la realidad es que quedaron embarazados, y cuando lo supieron al final te tuvieron.

No existen los hijos no deseados, solo los no esperados. Te hubieran podido abortar, esa es una posibilidad que está a la mano en nuestro medio. La realidad es que no lo hicieron y en el vientre de tu madre fuiste gestado por 9 meses hasta que te parió con vida.  Luego papá y mamá te dieron lo que pudieron o supieron dar.  Tal vez se quedaron e hicieron la tarea completa, quizá solo por un tiempo corto luego se fueron y otras personas se hicieron cargo de ti.

Muchas veces nos decimos que padre no es el que nos tiene sino el que nos cría, pero la realidad es que sin aquellos que nos engendraron, que se unieron en una relación sexual, quienes luego nos cuidaron no nos hubieran conocido.  Este es el reconocimiento que te da fuerza en la vida, que te permite poner orden para avanzar. Y quienes te cuidaron también forman parte fundamental de tu historia, también tienen un lugar; lo que te enreda es darles el lugar de padres biológicos porque ese no es su lugar; se quedarían cortos al tratar de ocuparlo. La comprensión que te da fuerza es la de que padres biológicos o cuidadores, todos tienen un lugar y cumplieron una función, lo que te quita fuerza es desconocer a alguno con lo que sí hizo y si aportó.

María del Carmen Carrón 


Eres hijo

Ser hijo es el primer lugar que ocupas como ser humano. Todos somos hijos en el momento de ser engendrados sin excepción. Ese es tu lugar: eres el hijo de alguien. Al comienzo de la vida tu única función es tomar de tus padres. Tomas no solo el alimento y los cuidados, sino las enseñanzas que ellos te brindan con la instrucción y el ejemplo.

Tal vez esperaste algo diferente a lo que tus padres tuvieron para dar, entonces se creó un vacío en tu corazón que no se puede llenar y que tal vez se ha convertido en reclamo o resentimiento. Entonces te apartaste del lugar desde el cual podías tomar y te quedaste “solo” y falto de fuerza.

Comenzaste entonces a tomar los problemas o dificultades de tus padres como sustitutos de lo que no te dieron o tal vez te convertiste en su verdugo criticándolos y cuestionándolos hasta hoy.

En la adultez esto se ve reflejado en tus relaciones con tus superiores y con tus hijos. Con tus superiores tendrás problemas de autoridad, te costará seguir instrucciones y no encontrarás fácilmente un líder a quien seguir o de quien te interese aprender.

Con tus hijos sentirás que lo que les das no es suficiente, te costará ponerles límites y tal vez esperarás que te den lo que, según tú, tus padres no te dieron. Es posible que tus hijos te juzguen, cuestionen y critiquen de la misma manera que lo haces con tus padres.

Otra posibilidad es que te hayas puesto de parte de alguno de ellos, tal vez percibiste que uno era débil y te pusiste de su lado, o en una pelea o separación te quedaste con uno y tuviste que ponerte en contra del otro. Entonces tu corazón quedó dividido no pudiendo tomar de los dos.

En ocasiones percibes a tus padres débiles y faltos de fuerza, entonces tomas su lugar haciéndote cargo de uno de ellos o de ambos y te desplazas de tu lugar de hijo y te ubicas como tus abuelos, como los adultos a cargo. Esto no solo te impide tomar sino que se convierte en una carga muy pesada que tarde o temprano se te hace imposible de llevar. Tu mente se encuentra llena de ideas y consideraciones sobre tus padres y su relación o su historia contigo.

Sin importar el contenido de la historia hay una realidad contundente, ellos son tus padres y tu eres su hijo. Si logras dejar de lado todo lo demás y simplemente te enfocas en este hecho fundamental con todas tus fuerzas, de pronto lo fundamental emerge y lo relativo desaparece ante tus ojos. Tu vida entonces se transformará para siempre.

Ejercicio: Cierra los ojos e imagina que estás parado frente a tus padres. Observa tu postura como hijo frente a ellos, ¿te sientes más grande que ellos?, ¿más fuerte, capaz o inteligente? ¿Consideras que sin ti no podrían sobrevivir o que necesitan quien les esté diciendo qué hacer o cómo hacerlo? ¿Tienes muchas opiniones respecto a ellos y su historia? Solo reconoce a tus padres frente a ti y diles “ustedes son los grandes y yo soy el pequeño”, “ustedes son los padres y yo el hijo”; y observa lo que sucede contigo, ¿qué cambia? ¿algo aparece?

María del Carmen Carrón


El lugar que llegué a ocupar

a370b094f9136a69c5629f036ebd29da

Este lugar está dado por el orden de llegada y determina muchos aspectos de tu vida. Cuando eres el primero de una generación en un sistema familiar tu experiencia es diferente a la de los que llegaron después.

Contigo la vida avanzó un escalón más y por eso vienes con una capacidad diferente para abrirte paso, innovar y resistir las adversidades. El mayor sabe esto inconscientemente y se comporta de esta manera. Cuando hubo hermanos mayores que no nacieron y desconoces este hecho puedes estar intentando moverte desde un lugar que no es el tuyo y que por lo tanto no requiere las mismas herramientas. Si eres el segundo muchas cosas están dadas para ti y te corresponderá hacerlas crecer o llevarlas a nuevos horizontes.

Cuando intentas ser pionero pero es más grande que tú, puede ser que no seas el mayor y requieras ajustar tu lugar para tener mejores resultados. Los hermanos menores de un sistema también traen una energía diferente. Van cerrando puertas, completando asuntos, si este es tu caso, tu carga es más liviana, tienes más personas de tu misma generación de las cuales aprender o con las que compartir y así mismo tu exigencia es diferente. No solo has recibido de tus padres sino de todos tus hermanos. No importa si fuiste el segundo de una generación o posterior, fuiste hermano menor hasta que nació otro después de ti. Es una experiencia que compartes con todos los demás. Esto los diferencia del mayor.

Sólo reconociendo esta diferencia puedes acercarte a él y comprender que es diferente. Tal vez él mismo no ha encontrado su lugar, tal vez cree que debe reemplazar al padre o la madre y eso dificulta su relación con los menores.  Es paradójico que cuando no tienes claro tu lugar entre los hermanos o no lo ocupas esto repercute en todas tus otras relaciones, en la forma en que lideras o sigues a otros y cómo trabajas en equipo.

En esta cuenta debes incluir a los hermanos que no nacieron o que murieron pronto, ellos también forman parte de tu familia. Si tienes hermanos de diferentes uniones de tus padres la mejor manera de encontrar tu lugar es cronológicamente. Ubícalos a todos en orden por edades (o las edades que tendrían los no nacidos) y allí encontrarás el lugar que ocupas.  Verás cómo tu lugar en los demás contextos de tu vida se aclara y las responsabilidades o derechos que tienes en cada uno de ellos se facilitan y fluyen.

Ejercicio: Toma objetos pequeños y colócalos en una mesa frente a ti. Elige un objeto por tí y cada unos de tus hermanos vivos o muertos. Coloca al mayor primero y luego uno por uno en orden de llegada a su derecha. Si tienes hermanos solo por parte de tu madre o tu padre colócalos por fecha de nacimiento o edad actual que tienen o tendrían, todos en una misma fila indistintamente de los padres que comparten o no. Observa a todos tus hermanos y el lugar que ocupas entre ellos. Mira cómo, tal vez, tu familia es más grande de lo que pensabas, reconoce el número de hijo que eres y dilo en voz alta: “soy el __ de __ hermanos. Por ejemplo yo soy la mayor de seis hermanos.

María del Carmen Carrón


De donde vienen mis ancestros

descarga

Puedes extender tu gratitud y reconocimiento a los lugares de los que vienen tus ancestros. Es posible que conozcas tu origen en cuanto a las regiones de las cuales proviene tu familia, dentro del país en el que vives o inclusive puedes saber si emigraron de otros países o continentes buscando nuevas oportunidades y estableciéndose  donde ahora te encuentras.

Muchos salieron huyendo de persecuciones políticas, religiosas o de raza, o tal vez tratando de ponerse a salvo de una guerra, enfermedad o escasez de recursos. Con frecuencia dejaron familiares o amigos atrás de los que nunca volvieron a tener noticias. Gracias a su fuerza y tenacidad para salir adelante ahora te encuentras dónde estás.

Muchas de sus dificultades superadas tal vez son hoy aspectos de la vida que te son fáciles porque una vez aprendidos fueron transmitidos a las siguientes generaciones. Puedes buscar, aprender y conocer sobre ellos y esto le dará mucho sentido a tus gustos, afinidades, dones y vocaciones.

Agradecer todo lo que hicieron para garantizar que las siguientes generaciones tuvieran un futuro mejor te da la fuerza para hacer algo mejor tu mismo impulsando la vida hacia adelante con la fuerza de la historia de tus ancestros. Si desconoces cómo fue o de dónde vienen puedes simplemente reconocer que debe haber una historia, que de alguna manera llegaron hasta aquí, que por miles de años tus ancestros se han desplazado y han construido sus vidas en diferentes lugares de diferentes maneras y que todas esas experiencias están vivas en ti y pueden ser usadas a tu favor. Puedes incluso imaginar una historia que tenga sentido para ti y apropiarte de la fuerza que te brinda. Te puede sorprender encontrar que con frecuencia lo que imaginas se parece mucho a la realidad.

Ejercicio: Haz una lista de las cosas que conoces de tus ancestros: lugares de origen, profesiones u oficios, dificultades superadas. Haz también una lista de tus gustos, preferencias, habilidades y situaciones que has podido sortear fácilmente. Pon una lista frente a la otra y encuentra las coincidencias. Reconoce como su historia se refleja en la tuya y la fuerza que te da saber que de ellos te vienen experiencia y sabiduría que puedes capitalizar.

María del Carmen Carrón 


Relaciones afectivas con las personas altamente sensibles (PAS)

descarga-3

Enamorarse, es para muchos un carrusel de nerviosas emociones difíciles de ordenar. Es un caos intenso de felicidad salpicado a veces, de la más insoportable de las tristezas.

Una realidad, que puede ser aún más desbordante para las llamadas “personas con alta sensibilidad”  (PAS).

Recordemos, las personas altamente sensible ocupan el 20% de nuestra población y engloban una serie de particularidades psicológicas y emocionales, que los diferencian del resto.

Características de las personas con alta sensibilidad

La visión del mundo de las personas con alta sensibilidad parte desde el mismo corazón, y aunque muchos lo califican como un “don”, en ocasiones dicha aura, no aporta una auténtica felicidad.

Son intuitivos, creativos, son capaces de percibir las emociones de los demás en todos sus matices, pero ello provoca a su vez que sean más reactivos, es decir, que se sienten más afectados y heridos ante determinadas cosas que el resto de personas.

Las personas altamente sensibles disfrutan en ocasiones mucho más de su soledad, prefieren emprender actividades en solitario desde donde apreciar el mundo en su auténtica realidad.

Ellas disponen de su propio ritmo, su propio tiempo muy diferente al acelerado materialismo del resto, donde no siempre se sienten integrados.

Son observadores, intuitivos, detallistas, autoexigentes y tienen un umbral más bajo al dolor. Les molestan los sonidos fuertes, e incluso es habitual ver niños pequeños a los que incluso les provoca dolor determinada ropa, determinados roces o incluso voces.

Como podemos ver, las personas altamente sensibles, tienen una visión de la realidad más afinada pero a la vez, este don, este rasgo de carácter, los hace mucho más vulnerables. En especial en el amor…

Las relaciones entre personas PAS y no PAS

Puesto que las personas PAS suponen el 20% de la población, es normal que existan numerosas relaciones con personas no PAS, es decir, personas no altamente sensibles.

Obviamente existen muchas diferencias individuales, hay personas altamente sensibles que han decidido que es mejor estar solas dadas las incompatibilidades, dado el sufrimiento que ello provoca.

Hay casos en que este cúmulo de sensaciones u emociones, les genera un alto nivel de estrés y ansiedad que deriva en dolor físico. Un dolor tan insufrible que les ha hecho valorar, que es mejor “no enamorarse”.

Pero también hay que decir que las personas altamente sensibles se enamoran con facilidad. Su virtud para apreciar a las personas en todos sus matices, hace que se sientan atraídas de inmediato y llenas de esa reconfortante energía que es la atracción física y emocional.

Pero corren varios riesgos que hay que tener en cuenta:

Las diferencias de personalidad entre las personas PAS y no PAS

Si tú eres una persona altamente sensible, es posible que poco a poco te des cuenta de que tu pareja, no aprecia las mismas cosas que tú. No llega a la misma profundidad emocional e intelectual que tú.

Ello hará que en ocasiones, te sientas frustrado/a y que llegues a demandarle determinadas cosas a tu pareja, que, sencillamente no puede ofrecerte o que no es capaz de ver o intuir.  Suelen ser personalidades tan diferentes que es habitual que aparezca la desilusión, la incomprensión…

Si eres una persona PAS, debes tener muy en cuenta que los demás no puedan quizá satisfacer todos tus matices o estar al mismo nivel que tú. Y todo ello, deriva a menudo en una gran sufrimiento…

Las personas PAS y su gran afectividad

Otra realidad que suele darse, es que a la persona altamente sensible le cuesta vigilar sus límites personales y suele tener la tendencia de ofrecerlo todo a la otra persona, olvidándose de si misma.

Es un riesgo muy grande. Obviamente es maravilloso conseguir esa unión simbiótica donde ofrezcamos todo nuestro afecto, todas nuestras emociones, tiempo y vivencias por la persona amada… Para las personas altamente sensibles no hay nada más reconfortante.

Pero hay que protegerse cuidando los límites. Si lo damos todo a la otra persona perderemos nuestra identidad, y seremos aún más vulnerables a cualquier desengaño, a cualquier desaire, a cualquier diferencia.

Poco a poco puede aparecer la frustración y el desencanto… dimensiones que, para una persona con tanta sensibilidad donde prima en especial la autoexigencia, puede llegar a ser muy destructivo.

Cualquier fracaso o desilusión es vivido de un modo muy traumático a todos los niveles. Tanto físico como psíquico, corriendo el riesgo de caer en una depresión.

Ser una persona altamente sensible puede ser una virtud

Hay que tenerlo en cuenta. Ser una persona PAS puede ser una virtud, un don. Pero no deja de ser en realidad un rasgo de personalidad que requiere de un autoconocimiento, de saber cómo somos y qué nos hace daño para establecer unos límites dentro de los cuales poder protegernos.

Entiende que el resto de personas no van a sentir lo que tu sientes, que no van ver lo que tu ves… pero aún así, también serán capaces de amarte y de ofrecerte esa felicidad que también mereces.

Mantén en un buen nivel tu autoestima disfrutando de quién eres y de cómo eres. Es posible que dicha sensibilidad sea en ocasiones sinónimo de sufrimiento, pero no siempre es así.

A medida que te comprendas mejor te verás más capaz de sobrevivir en esta realidad que en ocasiones, no luce con toda la sensibilidad que debería.


Que es el Amor ??

Todos hablamos de Amor pero; ¿sabemos lo qué es?

Veamos varios conceptos que os serán muy útiles para entender y experimentar el Amor en su máxima expresión.

     El Amor es un tipo de energía de alta frecuencia, según la Ciencia ha podido revelar recientemente.

     Cuando emitimos vibraciones de Amor las pulsaciones de las ondas son rápidas, constantes, más fuertes podría decirse. En cambio cuando vibramos en energías contrarias al Amor, que son todas aquellas derivadas del miedo, o lo que es lo mismo a la falta de amor, las ondas son mucho más lentas, débiles e inconstantes. Esto afecta tremendamente la calidad de nuestro ADN.

     Al Amor nada se le resiste, el Amor todo lo sana, todo lo puede, todo lo vence.El Amor es una Fuerza. La más Grande de Todas.Solo hay dos emociones básicas el amor y el temor, el resto de emociones son derivadas o del amor o del temor.

AMOR: Alegría, paz interna, aceptación, etc

TEMOR: Resentimiento, odio, tristeza etc

       Si la mayor parte del tiempo nos sentimos en la vibración del Amor y sus emociones derivadas, atraeremos a nuestra vida; cosas, personas, circunstancias de alta vibración, recordad que el Universo es un espejo y lo que emitimos a nivel vibratorio nos es devuelto,  nuestra vida, por tanto, será muy satisfactoria.

     Si la mayor parte del tiempo nos sentimos en la vibración del miedo y sus emociones derivadas,atraeremos a nuestra vida: cosas, personas, circunstancias, en sintonía con nuestra baja vibración y nuestra vida no nos va a satisfacer demasiado.

      Fijaros que digo, “la mayor parte del tiempo”, ninguna persona (salvo alguna rara excepción) puede estar 365 días totalmente positivo, todos tenemos días “malos”, y es normal; permítetelo, no luches contra ello y verás como empiezas a sentirte mejor.

1¿PERO CÓMO CONSIGO ESTAR EN ESA ALTA VIBRACIÓN; EL AMOR, LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO?

El Amor Eres Tú.

     Tú eres Amor, no tienes  que buscarlo fuera, es tu esencia, esa energía de alta vibración es lo que tú eres;porque el Amor lo es TODO, y tú eres parte de ese TODO.

     Hablamos  constantemente de Dios, la Divinidad, la Fuente… cómo queráis llamarlo, pero; ¿Qué es Dios para ti?

     Dios es Amor, no tengas ninguna duda, y  Tú eres parte de ese Dios, de esa Fuente, por tanto tú eres Amor.

    De todas formas insisto; ¿Qué es Dios para ti? Hazte esta pregunta y se sincero contigo mismo, volveremos a este punto en la lección de CONFIAR.

     No todo el mundo cree que Dios sea Amor, “Dios es injusto”, “A unos tantos y a otros tan poco”, “¿Qué hecho yo para merecer esto?….

     El amor es tu naturaleza,  no has de buscarlo fuera, mientras lo buscas fuera de ti, niegas tu naturaleza divina.

     Hemos olvidado quiénes somos, SOMOS AMOR, y como lo hemos olvidado vamos buscando el amor fuera, a través de la aceptación de los demás, comprando el amor de las personas

       EL AMOR COMIENZA EN TI, A NO SER QUE TE AMES A TI NO PODRÁS AMAR A NADIE, LO QUE NO TIÉNES NO LO PUEDES DAR.

La ausencia del Amor trae sufrimiento,  dolor,  resentimiento,  culpabilidad…

El Amor es Unidad, el temor Separación, por ello;

TODOS SOMOS UNO, todos somos Amor.

Empezarás a experimentar el Amor en tu vida cuando empieces a amarte a ti.

“TÚ eres la fuente donde nace el Amor”.

  1. ¿CÓMO ME AMO A MI?

El Amor es Libertad.

Date libertad, si te das libertad, te estarás dando Amor, cuanto más Amor te des, más Amor desearás dar a los demás, serás amor en estado puro.

Cuando hablo de libertad me refiero a libertad para; hacer, ser, tener lo que quieras

Al amarme a mí mismo, estoy amando a los demás como a mí mismo.

Al amarte a ti mismo, te estás dando libertad para ser, hacer y tener todo aquello que quieras ser, hacer y tener.

(Lo que quieras TÚ, no tus padres, tu pareja, lo que se considera que tienes que hacer según las normas de la sociedad…)

Ser tú mismo, es ser lo que piensas, hacer lo que quieres realmente, sin dudas ni miedos, esto es libertad, esto es amarse a uno mismo.

Sin embargo tú eres tu juez más severo te pones reglas y prohibiciones basándote en lo que llaman ética y moral, y siguiendo las reglas que otros crearon para ti. Cuestiona todo aquello que robe tu libertad. Esto no es anarquía, la Libertad jamás daña a otros. Si te das libertad, de forma inmediata, en aquello que te la diste A TI se la darás a los demás.

Ejemplo,

Tú quieres estudiar algo que tus padres no quieren que estudies, y piensas;

“Estudiando lo que deseo de verdad,  hago daño a mis padres, he de mirar por ellos, no quiero hacerles daño”.

     Aquí no te estás amando, y si no te amas a nadie podrás amar, cada uno entiende lo que quiere entender, si tus padres lo quieren interpretar como un agravio hacia ellos, es cosa suya.

Nunca te traiciones tú por no traicionar a los demás

Siguiendo con el ejemplo anterior;

     Si tú tienes un hijo, y te has dado libertad para estudiar lo que quieras, se la darás a tu hijo, si no te la diste a ti no se la darás a nadie.

     Además al darte amor a ti, das amor a los demás y por tanto recibes amor, seguro que esos padres acabarán entendiendo, cuando haces algo desde el Amor es muy difícil que puedas perjudicar u ofender a alguien. Por supuesto, no has de confundir la  libertad con el libertinaje.

      En el momento en que te quieres y te das esa Libertad a ti mismo, para hacer, ser, o tener lo que quieres de forma inmediata se la das a los demás, permitiéndoles ser todo aquello que quieran ser, hacer o tener.

     Cada persona es un mundo, con experiencias y situaciones muy distintas, y difícilmente lo que sea VERDAD para uno será VERDAD para otro, excepto en las VERDADES llamadas universales.

       Debes  ser capaz de soltar la omnipotencia del ego que te hace creer que tu verdad es la verdad suprema….Debes ser capaz de enfocar tu mirada en la esencia de las cosas, donde reside la verdad esencial de cuanto existe sobre la tierra…

Cada uno tiene su verdad y has de respetarla.

Y RECUERDA CADA PERSONA LLEVA SU PROPIO EVOLUCION, DEBE HACER SU PROPIO APRENDIZAJE.

     Siempre vamos por ahí diciendo a los demás qué tienen que hacer, sin embargo, cada uno ha de tomar sus propias decisiones, y a veces pensamos; “pero se está equivocando”

     Para empezar esa es TU percepción y aunque dicha persona se equivocara realmente, es su camino, su aprendizaje y su alma le ha llevado a esa experiencia porque algo había de aprender.

     Además yo he observado que cuanto más vamos por ahí diciendo a los demás lo que tienen que hacer más rechazo creamos, las personas se sienten invadidas y se ponen a la defensiva, si tú respetas la libertad del otro para que cometa los errores que quiera cometer en su vida, le estás amando y si alguna vez esa persona te necesita, irá a ti, pero que sea su decisión desde su propia libertad. Esto es algo muy común entre padres e hijos.

      Desde que entendí esto, ¡Cuánto sufrimiento me he ahorrado!, entiendo que si una persona querida para mí está viviendo una experiencia aparentemente “mala” (desde mi percepción) es porque es necesario para su evolución, y yo no soy quién para inmiscuirme en  el camino vital de nadie, tú tampoco lo eres, aporta mucha paz este entendimiento y elimina mucho sufrimiento.

     El Amor a uno mismo es darse libertad. Cuanta más libertad te des, más te estarás amando y en ese momento permitirás a los demás ser lo que quieran ser. Esto es amar. Esto es dar libertad. Esto es ser libre. Esto es ser uno mismo.

  1. JUICIOS A UNO MISMO.

       Amarse a uno mismo es estar bien con uno mismo, no reprocharse continuamente , no verse como un incompetente, no verse como un inútil, no verse más pequeño que los demás.

     No olvides, así como te veas, lo vivirás, si te dices continuamente lo tonto que eres, al final te comportarás como un tonto, vivirás esa realidad, no por que seas tonto, pero tanto decirlo lo has hecho una verdad para ti e irá a tu experiencia.

     Cuando veas que te dices algo negativo,( a través de palabra o pensamiento), rápidamente dale la vuelta.

     “Soy tonto”, cámbialo al instante por “Soy maravilloso”, aunque no te lo creas no importa, anularás ese pensamiento negativo, recuerda que; tanto el pensamiento como la palabra van a la experiencia.

      No juzgarnos y criticarnos a nosotros mismos nos resulta difícil, tenemos un gran crítico interno pero al dejar de juzgarte ocurre algo maravilloso; verás que tampoco te agrada juzgar a los demás, te estás amando, dando libertad, y por lo tanto se la das a los demás,cuando dejes de juzgar a los demás es porque has dejado de juzgarte a ti mismo, en realidad es muy sencillo.

     DEJA DE JUZGARTE A TI MISMO TODO EL TIEMPO Y DEJARÁS DE JUZGAR A LOS DEMÁS.

     Con El Mismo Juicio Que Hagamos De La Gente, La Gente Lo Hará De Nosotros.

  1. CUIDADORES-TOMADORES

¿Con qué patrón te identificas más?

     Tendemos a poner nuestra atención en los demás todo el tiempo; ¿qué dirán?, ¿qué pensarán de mi?, ¿les he agradado? ¿les caigo bien?, ¿si hago esto o lo otro me querrá más?…

Si  ponéis vuestra atención en los demás, no la pondréis en vosotros, al no ponerla en vosotros y ponerla en otros, incluso llegareis a crearos enfermedad, dolor y sufrimiento para llamar la atención de los demás.

        De nuevo no te estás amando a ti, y si no te amas a ti…ya sabes, a nadie puedes amar.

        Veamos los dos patrones con más detenimiento, normalmente solemos identificarnos más con uno de los dos, pero podemos ir intercambiándolos a lo largo de nuestra vida.

Cuidadores falsas creencias.

“Yo soy el responsable de los sentimientos de los demás”.

“Depende de mí hacer que la gente que me importa sea feliz”.

“Si me responsabilizo de mi propia felicidad en lugar de la de los otros, soy una persona egoísta”.

¿Veis qué creencias, qué forma tan errónea de entender el amor?

Es decir, el cuidador va siempre ayudando a los demás, atendiendo favores aunque no le apetezca lo más mínimo, su esencia es;  primero los demás luego yo.

Pero aquí no hay un amor verdadero, no estás dando amor, estás pidiendo amor, mendigando lo incluso;

“Si no le hago este favor no me querrá”

“Si pienso en mi primero soy egoísta”. (¿Te suena esta frase verdad?)

ERROR! solo puedes dar Amor a los demás cuando te quieres a ti primero y desde ahí te sobra amor para dar lo que quieras a los demás, hacerles mil favores, siempre que desees hacerlo, pero no estar a disposición de todo el mundo, viviendo por y para los demás, para que así te quieran, olvidándote de ti mismo y acabándote sintiendo vacío.

Porque quien se encuentra en su patrón de cuidador espera recibir amor, de ahí sus continuas acciones amorosas, muchas veces forzadas, pero no recibe ese amor como le gustaría y entonces se frustra, se siente vacío, víctima, resentido… ¿cómo no se va a sentir así si no se quiere a sí mismo? Hasta se puede llegar a enfermar.

Conozco muchos casos de personas que se encuentran en el patrón de cuidador que llegan al extremo de enfermar, permiten que se traspasen sus límites continuamente y esta actitud finalmente trae consecuencias.

Tomadores falsas creencias.

“Yo no puedo cuidar de mí mismo, necesito que alguien cuide de mí”.

“Cuando estoy dolido o enfadado es por culpa de alguien, los demás me hacen sentir triste, enfadado, feliz, frustrado, apagado o deprimido, él/ella es el responsable de hacerme sentir mejor”.

“Los demás son egoístas si hacen lo que quieren en lugar de lo que yo necesito”.

El tomador es incapaz de amarse a sí mismo y busca que los demás lo hagan, pone expectativas de lo que los demás tienen que darle, hacer por él…evita su propia responsabilidad de quererse y hacerse feliz, es manipulador con tal de conseguir lo que su alma añora; AMOR. Él no sabe amarse y busca el amor fuera, depende emocionalmente de los demás, lo cual es muy peligroso.

Te vuelvo a preguntar,

¿Con qué patrón te identificas más?

Sea cual sea, EMPIEZA A PONERTE A TI PRIMERO, PRIMERO AMATE TÚ, y esto a veces conlleva decir que NO.

De esta forma dejarás de sentirte invadido (cuidador) y dejarás de invadir a los demás (tomador).

Para estar en ti, completo, para SER AMOR, sal de esos patrones y no estarás atrayendo a nadie energéticamente para que te invada, ni tendrás la tentación de hacerlo tú, entonces el amor será Amor, atraerás a personas responsables y conscientes que ni cargan con lo que no es suyo ni hacen cargar a los demás con lo que no les corresponde.

Porque…

El complaciente siempre atrae al invasor.

El que se siente culpable a severos jueces.

El victima al verdugo.

El que va de salvador del mundo, causas que salvar.

Cuando trabajamos con el niño interior se dice una frase muy clara;

ANTES PIERDO A LA OTRA PERSONA QUE PERDERME A MI MISMO. (Piensa en esta frase)

Porque esta frase lo dice todo, pero hay que ser valiente… y ser valiente conlleva ponerse en primer lugar (aunque te llamen egoísta), respetarse, valorarse y amarse.

  1. EL AMOR A LOS DEMÁS.

A veces podemos pensar pero; ¿Si todos somos amor por qué hay gente tan “mala”?

Cada persona ve la vida desde su propia ventana, esa ventana depende de sus creencias, su psiquismo, su experiencia de vida…

Y cada uno de nosotros tenemos la capacidad de asomarnos a todas las ventanas, tenemos la posibilidad de colocarnos tanto en la ventana del asesino, como en la del altruista en la de la prostituta y en la de la santa, somos seres holográficos y nos puede tocar vivir cualquier escena y cualquier información, según la ventana que nos ha tocado así somos, la conclusión es que tenemos la posibilidad de ser cualquiera de estos personajes, ya que los tenemos todo dentro, si hubiésemos vivido lo mismo que ellos podríamos ser un santo, un asesino, un benefactor o un violador TODOS SOMOS TODO. Todos tenemos lo bueno y lo malo, nadie es pues mejor que nadie.

Una vez leí que Santo Tomás dijo que Dios creó un Universo cuyo orden exigía la capacidad de defecto y corrupción por parte de algunos seres.

Y esto es así porque estamos viviendo en tercera dimensión, el plano de la dualidad, hemos de vivir lo que llamamos mal para poder decidir si queremos ser maldad o bondad, para saber:

¿Qué soy y qué quiero ser?

Pero…en realidad la dualidad es una ilusión y vivimos en permanente unidad, TODOS SOMOS UNO.

Y  esta idea es la base del Taoísmo, Sufismo, Budismo (Chan, Zen, Vedanta), misticismo cristiano, pero todas coinciden en que su sentido va más allá de cualquier pensamiento o concepto, los trasciende, ya que de lo contrario sería un simple monólogo de nuestro propio ego…

La dualidad solo existe en tercera dimensión, pero en realidad todo en tercera dimensión es una ilusión provocada por el ego, todo se percibe como separación desde el ego y a medida que vayamos elevando nuestro nivel de conciencia no será necesaria la dualidad porque ya sabremos quiénes somos; AMOR, porque TODO ES  AMOR.

LA NO DUALIDAD LA VIVIREMOS EN LA QUINTA DIMENSIÓN, AMOR MANIFESTADO, hacia donde nos dirigimos en estos momentos de cambio.

“El ser humano forma parte de un todo que llamamos Universo. Piensa y siente por sí mismo, como si estuviera separado del resto; esto es como una Ilusión Óptica de la Conciencia. Esa Ilusión es una cárcel que nos circunscribe a las decisiones personales y al afecto a las personas más cercanas. Hay que traspasar sus muros y ampliar ese círculo para abrazar a todos los seres vivos y a la naturaleza en su esplendor.”

 ALBERT EINSTEIN.

  1. EL PLAN DE TU ALMA.

Fijaros que texto recogido del libro “El plan de tu alma” de Robert Schwartz pensad en él.

“La madre de Doris sabía antes de nacer que tendría un doloroso conflicto con su hija, solo un alma que amara a Doris y que estuviera comprometida con su evolución, estaría de acuerdo en cargar con el sufrimiento que le provocaría su ira, en este sentido nuestros mayores torturadores son a menudo aquellos con los que compartimos el mayor amor en espíritu, es habitual que las almas dejen su aprendizaje a un lado para ayudar a otros a evolucionar.

Cuando esta vida se complete Doris agradecerá a su madre el crecimiento que propició en ella y la madre de Doris le agradecerá la oportunidad de haber servido de ayuda.

La gratitud hacia aquellos que más nos han dificultado y que por tanto han estimulado nuestra evolución es una perspectiva del alma que podemos adoptar cuando aún estamos en el cuerpo físico, cuando hacemos esa elección se hace posible el perdón y con ello la sanación…”

  1. ACTUAR DESDE EL AMOR O EL TEMOR.

A la hora de tomar una decisión hay dos opciones:

1ª.- un sentimiento de Amor.

2ª.- un sentimiento de Temor.

En otras palabras, ante cualquier acción, pregúntate:

¿Aquí estoy siendo Unidad o Separación?

Recuerda también en este punto, siempre el amor a ti primero.

Si siempre tomas tus decisiones desde el Amor en eso te conviertes, estás creando una vida de forma deliberada basada en el Amor, y ¡¡¡qué vida!!!! no dudes que si actúas de esta forma en todas las ocasiones tu vida será maravillosa, el Universo te  devolverá lo mismo AMOR A LO GRANDE.

Pongamos unos ejemplos:

Te ofrecen un trabajo, te gusta mucho, te apetece aceptarlo pero el sueldo es más bajo que en tu trabajo actual y no es un trabajo que te aporte tanta seguridad.

DESDE EL AMOR; LO ACEPTAS, ES LO QUE TU ALMA TE PIDE, A POR ELLO!!

DESDE EL TEMOR; LO RECHAZAS, TE DA MIEDO COBRAR MENOS DINERO, QUE SALGA MAL…

Alguien te pide un favor, que le prestes un dinero, es un buen amigo, tú tienes el dinero para prestárselo pero te das cuenta que no es la primera vez que te pide dinero.

DESDE EL AMOR, esta persona ya se está aprovechando de mí y siento que no le ayudo en su evolución dejándole siempre dinero, tiene recursos para ganarlo él.

DESDE EL TEMOR, me siento incómodo dejándole dinero otra vez, no sé si es bueno para él, pero; ¿Cómo le voy a decir que no? ¿Qué va a pensar de mí?, quizás deje de quererme…

Lo mismo sirve para cualquier situación que se presente en tu vida, en cualquier decisión que hayas de tomar, yo le llamo la fórmula mágica, porque aunque a veces tomar una decisión desde el Amor pueda ser difícil o incluso doloroso, al final siempre es para bien.

Este concepto puede cambiar vuestra vida, desde que lo entendí y lo aplico os aseguro que nunca he vivido una vida tan maravillosa.

Hay veces por supuesto, que ni hay que pensar, te piden algo que requiere un gran esfuerzo por tu parte pero tu corazón te dice que quieres hacerlo requiera el esfuerzo que requiera, entonces a por ello!!!, eres libre para decir SI cuando sientas desde el amor que así ha de ser y libre para decir NO cuando sientas desde el amor que así ha de ser.


COMO CREAR UNA RELACIÓN SANA CON EL DINERO

Mira hacia atrás. En tu casa se hablaba de dinero – o no- y en todas las familias hay miembros que lo han conseguido o lo han empleado perjudicando a otros. Las creencias religiosas y culturales y los medios de comunicación también ayudan a generar creencias negativas y tóxicas sobre él. ¡Te mereces tener dinero, vivir cómodamente y prosperar!

Resulta incómodo porque la creencia generalizada (y equivocada) y la que se ha respirado por siglos es que el dinero es malo y corrompe a las personas, las haces dañinas y egoístas. Esta afirmación ¿es verdadera?

Mi propósito con este artículo es ayudarte a cambiar tu percepción de como ver el tema dinero, repasar  tus creencias sobre el mismo y guiarte para que puedas crear una nueva, hermosa e íntima relación con el dinero.

La pregunta del millón ¿el dinero es felicidad? ¿No? Entonces… ¿El no tenerlo te da la felicidad?

Te propongo un ejercicio de observación, para ello no te resultará muy difícil elegir dos modelos: uno que represente a una persona económicamente libre (un cantante, un actor…); el otro una persona con escasos o sin recursos económicos. Una vez hayas decidido a quién eliges, mira sus rostros (revista, internet, youtube…), observa sus expresiones, sus ojos… ¿Qué te dicen? ¿Qué te transmiten? ¿Quién parece más feliz?

Seguimos haciéndonos preguntas… ¿Qué es más importante, la salud, el amor, el dinero? ¿Qué es lo más importante para ti? En mi opinión salud, amor y dinero están en la misma línea de importancia, no lo es uno más que lo otro. Para mí todos son importantes.

La mayoría contesta que la salud es el valor más preciado, porque con ella tienes energía para “buscarte la vida” aunque al final sea para mal vivir ¿no? Si tienes salud y no tienes ni dinero ni amor seguramente tu salud acabará hecha añicos (depresión, ansiedad, angustia, tristeza, dolor de cabeza, falta de apetito…).

Confío en que según vayas leyendo intentes responder a las preguntas que te hago, “traduce” tus respuestas y tenlas en cuenta para dar un gran paso hacia tu transformación interna.

¿Te resultan familiares algunas de las siguientes ideas?

El dinero no crece en los árboles

El dinero es sucio (¿Por qué?)

El dinero es malo (¿Por qué?)

Soy pobre pero honrado (¿Los ricos no pueden ser honrados?, ¿Ser honrado es solo patrimonio de las personas pobres o con carencias económicas?)

Los ricos son unos ladrones (¿Solo los ricos roban y expolian?)

Los pobres nunca pueden levantar cabeza

¿De dónde vienen estas ideas y otras muchas negatividades que no he señalado pero seguro que tú conoces?

Siglos de avaricia se esconden tras estas creencias que han sido transmitidas de generación en generación.

Digo avaricia porque las malas artes de algunas personas han minado la dignidad de otros seres humanos creando así unas ideas oscuras y realmente negativas sobre la riqueza material, sobre los recursos necesarios para vivir dignamente y prosperar. Yo añadiría que la cuestión no es ofrecer dinero a la persona empobrecida, sino ayudarle a crear su propia riqueza.

Todo el mundo MERECE tener dinero, vivir cómodamente y prosperar.

¿Cuántas veces te dijeron de pequeño que no aceptases dinero cuando alguien quería dártelo? Sí, cuando alguien te quería regalar cinco pesetas por ejemplo. ¿Cuántas veces te dijeron que no lo cogieras? Esta es la primera lección sobre NO TE LO MERECES.

¿Te sientes merecedor de tener, de ganar dinero?

Y… ¿Cuáles de estos enunciados son tuyos?

Siempre tengo deudas

No gano lo suficiente

No puedo ahorrar dinero

Todo es demasiado caro (no es caro, sencillamente ahora no te lo puedes permitir)

Me cuesta desprenderme del dinero

No tengo para pagar todas las facturas

¿Por qué todos los demás tienen dinero y yo no?

¿Cómo hablaban tus padres con respecto al dinero? 

¿Cómo trabajo para eliminar esta nefasta creencia? Aprendo a gestionar el dinero que llega a mí, refuerzo esto con visualizaciones y afirmo vehementemente que siempre tengo dinero para todo lo que quiero y necesito porque merezco vivir cómodamente y prosperar.

Cuando tengo dinero existe la tranquilidad en mi vida y además puedo compartirlo con otros y contribuir con las asociaciones altruistas más afines a mí.

Pongo precio a mis servicios entendiendo que mi trabajo ayuda a transformar las vidas de las personas que lo solicitan, no desde la creencia de que cobrar por ayudar no es bueno. (Todas las profesiones ayudan de una u otra manera y todas tienen tarifas por sus servicios ¿Por qué no podemos cobrar los terapeutas alternativos?)

El bombardeo negativo con respecto al dinero y a ganarlo no solo viene de la familia, también nos ha llegado por otras vías: la religión, el gobierno…

Dios es abundancia, Dios quiere que tú seas abundante, Dios quiere lo mejor para ti, quiere la prosperidad y la riqueza para ti. No necesitas hacer voto de pobreza para alcanzar el Cielo.

La vida es abundancia, tú eres un ser lleno de recursos y talentos, tienes todo el derecho de ser abundante.

El dinero es bueno, el dinero es tu amigo, además mereces ganarlo. ¿Cuáles son tus creencias con respecto al dinero?

 La actitud interna es fundamental para gestionar tu negocio, tus creencias referentes al dinero también necesitan ser perfiladas para poder valorar tu trabajo y así poder establecer tus tarifas sin miedos, valorando lo que de verdad aportas al bienestar de los demás.

La tarea que te dejo es que hagas un profundo repaso sobre lo que piensas y crees sobre el dinero y todo lo negativo que descubras lo transformes en energía positiva, da forma a tus nuevas creencias, crea tus visualizaciones y afirmaciones para reprogramar tu subconsciente.